Carta de mi niña interior a la mujer que soy hoy...


Hola Gaby…me recordas? soy yo…la que hace ya muchos años te acompaña y la que te seguirá acompañando SIEMPRE. Soy aquella que dejaste a un lado por muuuuuuchos años. ¿Te acordas…? ¡La que le tengo vergüenza a TODO…! La que tengo miedos. ¡La que AMA bailar…como me gusta bailar…! Y veo que vos hoy te gusta tanto como a mi…eso es bueno, porque me conecta con vos en lo más profundo de mi corazón…! Soy la que respeto todo lo que los adultos dicen…eso es palabra santa! La que juega a hacer la vertical o la media luna, en cuanto veo un pedazo de pasto. Soy la que ando en su auto rojo a pedales...tengo pensado viajar con mi auto por todo el mundo. Soy la que tengo el sentimiento a flor de piel…la que llora con solo unos dibujitos de Disney. Soy la que creo en la fantasía, en los castillos de cristal, en el príncipe azul, en la magia, la que cree que la vida está pintada de color de rosa. Soy la que aprendo a tejer con mi abuela o la que atrapa pajaritos con trampas hechas con palanganas y ramitas, escapándonos con mi hermana de las tediosas siestas que quieren que duerma mis abuelos y mi tía. Soy la que ama el mundo porque SI, y la que sé que YO lo voy a curar. Soy la que visito por las tardes los campos con mi abuelo y me explica cada cosa que ahí encuentro. Soy la que vende claveles o pone un kiosco en la ventana de mi casa con mi hermana, con 5 o 10 golosinas, por el solo hecho de sentirnos grandes. Soy la que no disimulo para ocultar los sentimientos y la que digo las cosas sin pensar…¿por qué piensan tanto ustedes los adultos? Soy la que con tan solo un abrazo de mamá soy capaz de entregarlo TODO! Ya que ahí es donde quiero estar…y quedarme…es donde me siento protegida, querida, como si en ese momento el mundo pusiera un STOP y nada más importara. Soy la que escucha las canciones de María Elena Walsh que papá me canta con gran esfuerzo. Soy la que se sorprende con la valentía de mi hermana y la que corre para cuidar a mi hermanito de cada caída. Soy la que corre, salta la soga, juega al elástico, al ping pong, ¡soy la que no se cansa…no se rinde nunca! Soy la poeta de la casa, la que tengo cuadernos y cuadernos con poesías mías y que guardo como uno de mis más grandes tesoros. ¿Te acordaste ya…? Soy aquella que murió cada vez que me olvidaste…fueron varios años en que no estuve a tu lado, en la que vivías solo tu vida de adulta…siempre lo correcto…como equivocarse no? Como si casi fuera imposible el error en tu vida. Pero un día ALGO PASO. En realidad, fueron muchas las cosas que te pasaron en tan poco tiempo, sin embargo, eso hizo que me volvieras a la vida...!!! Hoy quiero que sepas que estoy ORGULLOSA de la mujer que sos, la que hoy juega a ser adulta, sabiendo que es necesario conectarte conmigo ya que, en mi encontras, lo puro, lo verdadero, lo transparente. Hoy sos mamá…guauuu….. qué responsabilidad tan grande …pero ella te ayudo a conectarte conmigo…con ella te permitís tantas cosas…como las que te permitías conmigo cuando eras chica. Te has transformado en una adulta tan hermosa de alma…sos la persona que siempre quisiera ser de grande. Yo amo que me dejes entrar a tu vida con cada travesura que haces, con cada carcajada, con cada llanto que sale desde el corazón, con cada baile bajo la lluvia con Luli. Hoy doy gracias por todas las cosas que hicieron que vuelvas a recuperarme, a tener esa frescura, a sentirme cerca tuyo…casi como si fuera en los brazos de mamá. Quiero decirte que te admiro y que lograste más de lo que yo pensaba…y todo fue porque pudiste llegar hoy a ser un adulto transitando por mi camino.

Te quiero mucho.


Tu niña interior.

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo